miércoles, 21 de septiembre de 2011

Martes de Fantasmas

Así les llamo a los martes por que en el canal SyFy los martes salen Ghosthunters, Ghosthunters international, Fact of Fake, Destination Truth, y todos esos programas me encantan, sobre todo ghosthunters.

Ayer fue un martes de fantasmas no tan cotidiano. Regresando de dejar a mi hijo mayor en la escuela, acosté al bebé y me fui a lavar el patio trasero para lavar ropa. Mi perra siempre que lavo el patio se refugia atrás de la lavadora para que no la moje. Y a veces cuando mi hijo mayor está en casa y yo lavo el patio él se asoma por el ventanal de la cocina que da al patio y golpea el cristal para llamar mi atención y saludarme. Le gusta hacer eso. Ayer como les comento, mi hijo estaba en la escuela y el bebé dormido. Mi perra escondida tras la lavadora y yo lavando el patio, de pronto escuché el golpe en el cristal como cuando mi hijo se asoma por el ventanal, pero voltee y obviamente no había nadie.

No le di mucha importancia y seguí con mis labores. Lave ropa y la tendí. Después estaba lavando los trastes y sentí muy claramente como si alguien me tocara la pierna. Me sobresalté un poco pero sin hacer alboroto, solo fui a revisar a mi bebé y seguí en lo mío. Más tarde comencé a sentirme muy agotada, como si hubiese consumido mucha energía y tuviese que dormir, a pesar de no haber hecho mucho esfuerzo ni nada por el estilo. Luego fui a recoger a mi hijo de la escuela y cuando regresamos comencé a hacer la comida. De pronto vi de reojo un movimiento de ropa en el patio, recordando que tenía mi ropa tendida voltee y vi como dos tendederos se habían reventado, al mismo tiempo, quedando mi ropa regada en el patio. Cabe mencionar que los tendederos no eran iguales, uno era mas grueso que otro, y tampoco estaban uno enseguida del otro, hay otro tendedero en medio de los dos que se reventaron.

Mas tarde cuando llegó mi esposo le conté lo que había estado pasando durante el día y me dijo que la noche anterior, él se había quedado tarde haciendo unas cosas en la computadora y que de pronto la perrita se puso muy inquieta y se puso a ladrar a una esquina del patio. Mi esposo pensó que quizá había algún animal y salió a revisar pero no había nada. La perra seguía ladrando a una esquina con mucho coraje.

Hoy todo está normal hasta el momento. Solo me sigo sintiendo agotada

1 comentario:

Laura Lopez Perez dijo...

A mi me paso una cosa con mi perro, salio al patio y se puso a ladrar como un loco, y sali a ver, si habia algo alli, pero no habia nada asi q me meti en.mi casa y mi perro me siguio, segui haciendo mis cosas y me senti observada, pero estaba sola en casa y mi perro se puso a ladrar mirando una silla q estaba vacia, a simple vista. No puedo dejar de pensar si habia algo en esa silla, si lo que fuera q hubiera en el patio entro con.mi perro y conmigo y se sento en.la silla.